29 de noviembre de 2010

☫ Atentados contra científicos nucleares iraníes apuntan hacia Reino Unido, Estados Unidos e Israel

Análisis  Asesinato de científicos nucleares iraníes
El terrorismo anglo-israelí golpea de nuevo




El profesor Majid Shahriari de la Universidad Shahid Beheshti, y el Dr. Fereydon Abbasi, director de la Escuela de Energía Nuclear de la misma institución, han sido blanco de dos ataques terroristas simultáneos este Lunes en Teherán. El modus operandi que incluyó el plantar bombas en los vehículos de los científicos apunta a los esfuerzos anglo-israelíes por detener el programa de energía nuclear iraní.


La agencia Fars News ha confirmado la muerte del Prof. Shahriari inmediatamente después de la explosión de su coche Peugeot, mientras que el Dr. Abbasi (en la imagen) fue herido de gravedad en la explosión de su propio vehículo y trasladado a un hospital de la capital iraní junto a su esposa.

 

El caso marca un gran parecido con el de el Dr. Massoud Ali-Mohammadi a comienzos de 2010, asesinado en un ataque terrorista de similares características, y el cual se acreditó un movimiento persa supremacista.

De acuerdo a una directiva de la administración Bush revelada en 2005 por el periodista investigativo Seymour Hersh (The New Yorker), la CIA ha reforzado sus esfuerzos por desestabilizar a Irán mediante la configuración de operaciones encubiertas, las que incluyen el depósito de medio billón de dólares para grupos disidentes y separatistas que contribuyan a crear inseguridad en la República Islámica.

Más tarde se dio a conocer (ABC News) que los intentos de desestabilización cubrían también la producción de artículos de prensa negativos y transmisiones de propaganda hacia Irán, así como el financiamiento de grupos separatistas terroristas como el ejército Jundullah en las fronteras iraníes.

Este nuevo ataque terrorista viene solo un mes después de que John Sawers, jefe de la inteligencia británica MI6 declarase (The Telegraph),


Detener la proliferación nuclear no puede realizarse únicamente por medio de diplomacia convencional. Necesitamos de operaciones de inteligencia que dificulten el acceso de países como Irán a las armas nucleares.


Lejos de una exageración, la vinculación de servicios de inteligencia anglo-israelíes parecieran una política de estado, con las agencias de Tel-Aviv alardeando de una campaña sostenida de asesinatos y secuestros de científicos iraníes en los últimos años (DEBKA).

Un influyente informe de inteligencia publicado en Febrero de 2006 indicó (Oxford Research Group, pp.7-8),

Dado que la misión es rezagar el potencial nuclear iraní por tanto tiempo como sea posible, sería esencial ir mucho más allá de la destrucción de las instalaciones físicas que pueden ser reemplazadas rápidamente. El asesinato de aquellos con la experiencia técnica tendría un impacto mucho más significativo en cualquier esfuerzo por re-desarrollar capacidades nucleares.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada